Biodigestores en escuelas: enseñando sostenibilidad

El proyecto apunta a la creación de un espacio de formación y capacitación para la instalación de biodigestores que funcionan como módulos demostrativos en escuelas.

Los beneficiarios pueden apreciar el proceso de generación de energía renovables, a partir de residuos domiciliarios. Eso genera no sólo conocimiento, sino la toma de conciencia sobre el manejo y la reutilización de la basura.

La propuesta de “Biogás como espacio de enseñanza y aprendizaje” para la zona noroeste de la provincia de Corrientes/Argentina, es un proyecto especial implementado por el Programa Nacional Pro-Huerta. Esa política pública es financiada por el Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Nación y ejecutada por el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) a través de la Agencia de Extensión Rural Virasoro.

La construcción del primer biodigestor se llevó a cabo en 2018 en la Escuela Técnica Nuevo Milenio de la localidad de Gobernador Virasoro, provincia de Corrientes/Argentina. Fue construido por alumnos quienes, a partir de sus propias capacidades técnicas y disponibilidad de equipamientos, rediseñaron un prototipo iniciado por la Agencia local del INTA.

La construcción de los biodigestores

Hasta octubre de 2019 se prevé la instalación de biodigestores en cinco instituciones educativas, tres dentro de la zona urbana del municipio de Virasoro y otros dos en lugares claves, del ámbito rural. En el proyecto se trabaja con los alumnos y docentes de 6º año, quiénes estarán a cargo de los biodigestores después de la instalación. Los beneficiarios del proyecto serán alrededor de 800 alumnos de las cinco escuelas primarias.

La aplicación de esta tecnología permite generar biogás de manera segura con dos destinos, uno para la cocción de alimentos de los comedores escolares y otro como subproducto (biol). El biol va a ser aplicado a las huertas de los mismos establecimientos escolares.

Para la construcción, se utilizó básicamente un tanque bicapa de 1.100 litros, chapones de hierro para hacer de tapa y manija removedora y tubos de PVC para el ingreso y egreso de efluentes. Diariamente se procesará alrededor de 10 kg de residuos orgánicos. Con la producción de biogás, será posible sustituir o complementar alrededor de 100 kg de gas envasado (gas doméstico) anualmente.

Los biodigestores en la enseñanza

Según el Ing. Agr. Gonzalo Dos Santos del INTA Centro Regional Corrientes, “los biodigestores y la digestión anaeróbica dentro de los colegios, vienen a contribuir a que los alumnos puedan comprender y relacionar procesos físicos, químicos y microbiológicos en la reutilización de los residuos orgánicos y sus beneficios: cuidado del medio ambiente, generación de energía limpia y renovable, y mejoría de la calidad de nuestros suelos con el aporte de nutrientes, materia orgánica y microorganismos mediante la utilización del biol”.

 

La RedBioLAC

La Red de Biodigestores para Latino América y Caribe incentiva y divulga proyectos como ese de Argentina para que los biodigestores sean cada vez más utilizados y sus beneficios lleguen a mas personas. Si quieres saber más acerca de biodigestores, haz download sin costo de nuestro livro: Oportunidades para un sector sostenible de biodigestores de pequeña y mediana escala en Latinoamérica.

 

Texto de Leidiane Ferronato Mariani y Gloria Ximena Pedraza e informaciones y imágenes aportadas : Ing. Agr. Gonzalo Dos Santos, INTA Centro Regional Corrientes (dossantos.gonzalo@inta.gob.ar)